Carta pública a los diputados locales de Colima

diputados-congreso-colima-e1538026118294-777x437

 

 

Análisis Político

“Carta pública a los diputados locales de Colima”

Abel González Sánchez

Con el debido respeto y por medio del presente, me permito dirigirme a cada uno de ustedes distinguidos legisladores locales como un simple ciudadano, con el propósito de que realicen una sencilla reflexión, primeramente vamos a recordar el motivo por el cual están ustedes en el cargo, que fue en base al descontento popular que se reflejó en las urnas en dónde se exigió un cambio y se comprometieron ante la ciudadanía que serían también los actores de la renovación.

Así lograron una diputación local por mayoría o por la vía plurinominal hace poco más de un año, algunos de ustedes hasta fueron sorprendidos por haber triunfado sin gastar dinero en sus campañas, la mayoría de los colimenses y ciudadanos del país mandaron el mensaje político y social muy claro en las urnas, “deseamos un cambio en las formas de operar la política de los tres niveles de gobierno” y en ese cambio exigido por los ciudadanos de Colima también estaba implícito “El deseo del cambio de la función del Congreso del Estado de Colima” para el bienestar de los colimenses, y esa es la tarea de ustedes.

Sin embargo vemos que el mensaje político y social colimense en las urnas no fue entendido  muy bien, constantemente las oficinas del Congreso están vacías, varios llegan a trabajar solo a medio día por una o dos horas y no reciben a la gente, otros inclusive tienen sus oficinas cerradas y no tienen ni secretarias para ahorrase dinero, otros levantan la mano mediante la línea su partido, aun cuando este partido este en la lona, hay diputados que ni asisten durante días, aunque sí reconocemos que hay quienes le ponen ganas, son puntuales, responsables y apoyan las iniciativas en beneficio de las mayorías, y lógico buscan continuar su carrera política, reconocemos además que sí han logrado algunos buenos acuerdos por unanimidad a favor de la sociedad, también vemos que sí hay dos o tres legisladores experimentados y profesionales que han estado allí en dos o tres ocasiones. Las acciones y su desempeño estará su futuro político si quieren ser reelectos o ser candidatos en alguna alcaldía pues la próxima contienda pronto comienza.

Por todo lo anterior, “Los exhortó para que el próximo nombramiento del Comisionado de Derechos Humanos del Estado de Colima sea debidamente analizado y electo el representante con madurez, no mediante la negociación o componendas, sino con responsabilidad social, profesionalismo” y con total independencia política y gubernamental, pues se trata de una posición democrática que le pertenece a la ciudadanía o a la sociedad colimense, el objetivo central es defender realmente los derechos humanos, y el Congreso del Estado tiene esa gran oportunidad histórica de definir la elección.

Urge que los organismos e instituciones con recursos públicos autónomos de beneficio social, ya no lleguen a las manos de los amigos y compadres para que así puedan funcionar realmente para lo que fueron creados, que es el desarrollo social y no para sobreproteger a determinados grupos o perseguir o dejar indefensos a los políticos contrarios, necesitamos desterrar muchas injusticias y abusos de poder en el país y Colima no escapa a estas anomalías.

Son muchos organismos públicos que no funcionan adecuadamente, por eso, tienen pésimos resultados y los rezagos sociales aumentan, es ya tiempo señores diputados que agarren el toro por los cuernos y se dejen de las simulaciones perversas que tradicionalmente hicieron otras legislaturas en contubernio con altos funcionarios, como ocurrió con las dependencias anticorrupción, nombrando a personas a modo o incondicionales mediante supuestas “Comisiones de Ciudadanos” para no mancharse las manos, ocultando simplemente el dedazo.

Las facultades y la representación auténtica popular la tienen ustedes como diputados, pues este gran país y este bonito estado de Colima, no puede continuar escapándose de las manos por negligencia, corrupción y pugnas internas de partidos, lo que ha provocado un desorden estatal en algunos rubros, sobre todo en seguridad pública, cada nivel de gobierno hace lo que le venga en gana, y se culpan unos a otros, en lugar de cerrar filas, por ello empecemos los cambios que la gente pidió en las urnas con la democratización de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima.

Analizamos que el nuevo perfil que la gente quiere no es el que deba tener un doctorado o maestría o que haya estudiado en el extranjero, en Europa o Estados Unidos, porque al contrario pareciera que ellos se convierten de la élite, se hacen insensibles y negligentes por la problemática popular. Se necesita más bien que tenga, sensibilidad, humildad, temple, valor, experiencia y sea profesional, y no le tiemble la mano para denunciar a cualquier autoridad federal, estatal o municipal que viole los derechos humanos en la entidad, porque designar a una persona a modo, que tenga temor a las represalias, que no quieran enfrentar situaciones graves en donde inclusive los funcionarios aparecen constantemente involucrados, y ustedes saben que Colima ya no es, en donde no pasa nada, hay graves y preocupantes problemas, ojalá no se equivoquen por el bien de Colima.

En este sentido, los análisis de los grupos en wats up de abogados, maestros y ciudadanos coinciden en dos o tres perfiles relevantes, pero resalta el de Mario García Solórzano que es la persona más idónea ante este escenario estatal para ocupar dicho cargo, y con el debido respeto de todos los demás participantes, porque además de ser el presidente del Consejo Estatal Ciudadano para el Bienestar de Colima, presidente del Colegio de Abogados Penalistas, Delegado de la Concaam que representa a organizaciones de abogados de la entidad, tiene larga experiencia, etc. etc.

Pero lo más importante que tiene, es el valor civil y firmeza para enfrentar y acusar a cualquier autoridades del nivel que sea de alguna violación de derechos humanos, lamentamos que el valor civil y ético prácticamente se perdió entre la gente y sobre todo en las dependencias del gobierno y en las empresas por temor a represalias y ser despedidos por la alta corrupción que padecemos, por ello el Congreso del Estado tiene la última palabra, y pronto analizaremos si hizo lo correcto en esta renovación.

COLIMAMEDIOS COLIMA MEDIOS MEDIOS COLIMA COLIMA NOTICIAS NOTICIAS COLIMA MEDIOS INFORMATIVOS DIGITALES DIARIOS COLIMA COLIMA DIARIOS NOTICIERO LINEA PERIODICO DIGITAL

Comentarios

comentarios