México se enfrenta a un desabasteciemiento del suministro de gas alargable a 2021

Petroleo-Reuters-77017/06/2017.- Petróleos Mexicanos tiene previsto dejar de producir casi 28,316 millones de litros diarios en los próximos cinco años, equivalente a casi una cuarta parte de lo que produce hoy y que significa retroceder a los niveles de extracción de 2006.

La información que se presentó durante el Congreso Mexicano del Petróleo 2017 muestra que el compromiso asumido por Pemex es llegar con una plataforma de extracción de 87,499 millones de litros cúbicos diarios (considerando únicamente gas sin contenido de nitrógeno) en 2021, lo que contrasta con el nivel que esperan alcanzar al cierre de este año, estimado en 114,400 millones.

De acuerdo con fuentes de la empresa consultados por El Universal, para la petrolera la estrategia de negocio es concentrar recursos en actividades más rentables que la producción de gas.

El director de Pemex, José Antonio González Anaya, dejó en claro en el congreso que solo si se encuentran yacimientos que puedan ofrecer gas más barato que el que se produce en Estados Unidos, su extracción en México sería negocio. De lo contrario, no sería ni rentable ni competitivo.

A pesar de ello, la producción irá cayendo año con año: en 2017 se espera cerrar con una plataforma de 114,400 millones de litros cúbicos diarios; para 2018, la producción baja 104,121 millones; en 2019 desciende a 103,837 millones; en 2020, alcanza 94,861 millones, y en 2021 se reduce a 87,499 millones.

Bajo interés

Las empresas multinacionales que están llegando a México no ven interés inicial por desarrollar este tipo de combustible energético y no ven como el país pueda beneficiarse en caso de encontrar yacimientos de gas en aguas profundas, sin considerar que buena parte del gas que se produce en el sur de México está contaminado con un alto grado de nitrógeno.

Erik Oswald, vicepresidente de Exploración en México de ExxonMobil, comentó que hay muchas razones para creer que esta industria pueda crecer en el país, pero va a tener que competir con otras partes del mundo en donde su extracción resulta mucho más económica, como en Estados Unidos.

Además, consideró que el energético no es, por el momento, un atractivo para las grandes petroleras. “Tal vez es para jugadores pequeños tal como se hizo en Estados Unidos”.

Tore Loseth, vicepresidente de Exploración de Norte América de Statoil, aseguró que si se descubre gas en aguas profundas “se va a desperdiciar, básicamente por falta de infraestructura, lo que representa un reto para el gobierno mexicano y la industria”.

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que es necesario empezar a elevar la producción nacional de este combustible para evitar complicaciones en los sectores de mayor demanda como la industria.

Concretamente, habló de cambiar las reglas del juego en materia de licitaciones de bloques petroleros y anunció que se iniciarán los concursos de bloques o campos que contienen gas tipo shale (Ronda 2.4), para también “reducir y eliminar la enorme dependencia que tiene México del mercado estadounidense, de donde se están importando grandes volúmenes”.

En 2010, México salió a comprar gas a los mercados internacionales (fundamentalmente de Estados Unidos) en volúmenes equivalentes a 535.7 millones de pies cúbicos diarios. En 2016, el volumen se elevó a 1,933 millones.

Bernardo Cardona, socio de Estrategia y Operaciones y Líder de Energía y Recursos de la firma Deloitte, explicó que la apuesta por el gas shale en México no va a ser fácil. De entrada, dijo, se necesita en el tema de shale un nivel de precios suficiente para que sea atractiva la inversión en México.

“Pero hay aspectos críticos como la geología, sabemos que de Eagle Ford hacia México es prácticamente la misma geología, probablemente un poco más profunda lo que implica costo de perforación más alto (como en Tampico-Misantla) y en eso no podemos hacer nada, prácticamente nos lo da la naturaleza y es un factor importante para el desarrollo de este tipo de hidrocarburo”, precisó. Alejandro Escobar Unda, presidente de AT Kearney advirtió que proyectos que puedan costar más de 50 dólares por barril, en el caso de shale va a ser muy difícil que se puedan materializar “y esto ocurre en la mayor parte del mundo en este momento”.

Fuente: Economía Hoy

COLIMAMEDIOS COLIMA MEDIOS MEDIOS COLIMA COLIMA NOTICIAS NOTICIAS COLIMA MEDIOS INFORMATIVOS DIGITALES DIARIOS COLIMA COLIMA DIARIOS NOTICIERO LINEA PERIODICO DIGITAL

Comentarios

comentarios