Caravana migrante: fakes y pánico social

noticias-falsas-grupos-facebook-desacreditar

Sergio Octavio Contreras

scontrerasp@gmail.com

24/11/2018.- En el último mes la caravana de migrantes centroamericanos que cruzan el territorio mexicano para buscar vivir en Estados Unidos se convirtió en tema de interés y motivo de discusión social. La cobertura mediática y las expresiones –colectivas y personales– desde las redes socio digitales sirvieron de excusa para estirar los extremos. La condición tecnológica posibilitó que parte de la realidad se edificara con altas dosis de subjetividad. En este periodo se difundieron cadenas de información no comprobada sobre la caravana: hay infiltrados terroristas y pandilleros de la mara salvatrucha; los migrantes están siendo reclutados por cárteles mexicanos; el éxodo es financiado por los gobiernos de Cuba y Venezuela; los centroamericanos están dejando sin trabajo a los mexicanos, etcétera. A través de diversas formas comunicativas los hechos inventados y los rumores alentaron el miedo social. Según Cohen (1980) la difusión mediática de pronósticos sobre hechos indeseables o conductas antisociales puede derivar en pánico colectivo.

La primera caravana migrante inició el 13 de octubre de 2018 en San Pedro Sula, Honduras. Cruzó Guatemala hasta llegar a la frontera mexicana. El 19 de octubre, alrededor de 3000 personas –entre adultos y menores– rompió el cerco fronterizo e ingresó al estado de Chiapas. El 21 de octubre una segunda caravana de mil personas salió de Honduras y otras tres más partieron de El Salvador rumbo a México. Los días 19, 20 y 24 de dicho mes, la movilización humana se convirtió en tendencia en Twitter. Los hashtags más populares fueron #CaravanaMigrante y #CaravanaMigranteEnPuebla. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estimó en 7 mil la cifra de personas desplazadas por territorio mexicano.

En el último mes circuló información no confirmada sobre la caravana. Los contenidos se presentaron como rumores o hechos consumados. En las semanas recientes medios de comunicación, organizaciones civiles y especialistas en el tema denunciaron la información irreal. Sin embargo al día de hoy, los bulos continúan circulando y embaucando a los consumidores. A continuación las mentiras más visibles y sus contextos sobre la caravana migrante:

1. La caravana no es espontánea, está pagada

El 17 de octubre, dos día antes de que la caravana migrante cruzaran territorio mexicano, el congresistas norteamericano por el primer distrito de Florida, Matt Gaetz, difundió en su cuenta de Twitter (@RepMattGaetz) un video donde acusa al multimillonario George Soros de financiar el éxodo con fines políticos. El audiovisual fue acompañado por el siguiente texto: “Imágenes en Honduras dando dinero en efectivo 2 mujeres y 2 niños, únete a la caravana y asalta la frontera de EU en tiempos electorales ¿Soros? ¿ONG respaldadas por los Estados Unidos? Tiempo para investigar la fuente”. El tuit incluía subtítulos en español y fue compartido 47551 veces, recibió 59650 me gusta y más de 12 mil comentarios. Tres días después el portal News Wars (www.newswars.com) publicó un informe titulado “ONU y Soros detrás de la invasión de las caravanas de migrantes”. La publicación asegura que organizaciones del magnate como Open Society Foundations (www.opensocietyfoundations.org) y Pueblo Sin Fronteras y (www.pueblosinfronteras.org ) están financiando la caravana. El 24 de octubre Patrick Gaspard, presidente de Open Society Foundations desmintió al congresista y aseguró que tales imágenes fueron grabadas en Guatemala. Medios como The Washington Post y The New York Times confirmaron que el video está descontextualizado. En México algunos personajes públicos como el analista político Alfredo Jalife-Rahme compartieron la desinformación. En el fondo no se trató de una conspiración política, sino de una donación de dinero recolectado por comerciantes del lugar para apoyar a los migrantes.

2. Los migrantes son delincuentes

Mediante WhatsApp y posteriormente en redes sociales y YouTube, se difundió un video donde presuntamente aparecen integrantes de la caravana migrante saqueando el mercado de San Sebastián en Chiapas. En realidad se trató de un video grabado cuando elementos de la Policía Federal detuvieron al activista Ireneo Mujica, defensor de migrantes. El bulo alcanzó más de un millón de vistas en Facebook y en el perfil de Beto Alfa Noticias de YouTube (www.youtube.com/watch?v=JDpix-Mlu90) registró más de 61 mil reproducciones. En Twitter el hecho descontextualizado alcanzó mayor visibilidad el 21 de octubre. En el perfil Qué Poca Madre (@QuePocaMadre_Mx) una copia de 48 segundos fue reproducida más de 10 mil veces y compartida por 356 cuentas.

3. La caravana no respeta la ley

El 19 de octubre en el estado de Chiapas policías mexicanos se enfrentaron con la caravana de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños mientras intentaban ingresar a México. Sin embargo, dos días después en Norteamérica algunos usuarios de Twitter como GoNavy (edwardsgirl1), Jimmy Lee (@Real_JimmyLee) y Lori Ann (@Lori1981Ann1) expandieron fotografías falsas de uniformados agredidos. El 21 de octubre el tuitero canadiense Mike Allen (@AMike4761) difundió una imagen donde aparece un policía federal con el rostro de perfil ensangrentado. El video tiene más de 2 millones de reproducciones, fue compartido 9 mil 256 veces, tuvo 10 mil 583 “me gusta” y más de mil comentarios. El mismo día otros usuarios compartieron más imágenes de policías heridos. Todas las fotografías corresponden a otros hechos: enfrentamientos de uniformados con estudiantes normalistas de Michoacán y con maestros de Oaxaca y Guerrero entre los años 2011 y 2016. Las imágenes fueron tomadas de algunos medios de comunicación formales y de portales digitales locales.

4. Los migrantes desprecian los donativos

El 15 de noviembre la televisora alemana Deutsche Welle difundió la entrevista a una mujer hondureña de nombre Miriam Celaya. En una parte del video la integrante de la caravana afirmó al medio: “Mira lo que están dando: puros frijoles molidos, como si le estuvieran dando de comer a los chanchos. Y ni modo, hay que comernos esa comida porque si no nos morimos de hambre”. La declaración generó una ola de críticas y burlas en contra de los migrantes, en especial de los hondureños. La entrevistada fue bautizada como #LadyFrijoles y el hecho propició la producción de gran cantidad de memes. El 21 de noviembre, ante las cámaras de la BBC de Londres la señora Celaya pidió perdón a los mexicanos. Este hecho dejó el terreno propicio para lo que ocurrió posteriormente: Entre el 15 y el 17 de noviembre algunas páginas en Facebook como El Informativo y El Cuchitríl difundieron imágenes donde se denunció que integrantes de la caravana migrante tiraron a la basura la ropa que les regalaron durante su paso por México. Según el portal Animal Político la publicación fue compartida por más de 40000 usuarios en dicha red social. Las imágenes fueron tomadas de la cuenta de la tuitera Cristina Segui (@CristinaSegui) y se referían a la ropa que fue donada en Valencia, España, a un grupo de refugiados que llegaron a bordo del buque Aquarius. Sin embargo, las supuestas “imágenes originales” también fueron desmentidas en la red por @malditobulo, por el equipo de voluntarios de Valencia (@VOSTcvalenciana) y por la Cruz Roja local (@CruzRojaVLC).

Estos casos demuestran la forma en cómo gran parte de las historias generadas –principalmente en las redes sociodigitales– responden a intereses extra informativos. Los acontecimientos reales, los fabricados y los que tienen ambos componentes –ficción y realidad– derivaron en la polarización del tema. Lo que puede observarse a bote pronto es que tal polarización fue cimentada por el miedo a lo desconocido. La polarización se aderezó con otras formas comunicativas como las burlas, que no corresponden propiamente con el reflejo de la información -no son un espejo- sino con un sobreentendido de los hechos, por ejemplo las sátiras de los Youtubers sobre #LadyFrijoles.

En la construcción del pánico también jugaron un papel importante las posturas ideológicas: un día antes de que iniciar el primera éxodo el portal Judicial Watch (www.judicialwatch) reveló que el gobierno de Guatemala detuvo a casi 100 terroristas del Estado Islámico que pretendían llegar a Norteamérica. Un mes después la Secretaría de Seguridad del gobierno de Estados Unidos anunció haber identificado a por lo menos 500 criminales que viajan en la caravana. El 22 de noviembre, el presidente norteamericano Donald Trump dio a conocer que si los 5900 soldados desplegados en la frontera norte son atacados por la caravana migrante como ocurrió en México, tiene autorizado disparar. “Si tienen que hacerlo, usarán una fuerza letal”, dijo.

La espiral informativa y desinformativa del miedo tuvieron efectos en la vida real: en Tijuana entre el 16 y 17 de noviembre fueron convocadas mediante WhatsApp marchas de lugareños en contra de migrantes. En tanto otros usuarios manifestaron su apoyo a la caravana con etiquetas en Twitter como #TodosSomosMigrantes o #NadieEsIlegal. El 18 de noviembre un contingente de habitantes de Tijuana y de San Diego, California, tomaron las calles lanzando consignas contra la caravana: “fuera de México”, “lárguense de aquí”, “son invasores”, “vienen armados”, etcétera.

Referencia

Cohen, S. (1980). Folk Devils and Moral Panics: The Creation of the Mods and Rockers. Oxford: Martin Robertson.

COLIMAMEDIOS COLIMA MEDIOS MEDIOS COLIMA COLIMA NOTICIAS NOTICIAS COLIMA MEDIOS INFORMATIVOS DIGITALES DIARIOS COLIMA COLIMA DIARIOS NOTICIERO LINEA PERIODICO DIGITAL

Comentarios

comentarios