Ministra de Exteriores de Colombia tacha de «vergüenza» la ayuda europea para la migración venezolana

15742877454666

 

Colombia

La grabación ilegal de una conversación privada entre el embajador de Colombia en Washington y la nueva ministra de Exteriores, hecha pública por el diario gratuito Publimetro, dejó al descubierto la realidad de una Casa Blanca que parece haber perdido el interés por Venezuela.

Francisco Santos, en el tono propio de quien conoce su cargo y tiene amistad y confianza con su interlocutor, estaba poniendo al día a Claudia Blum sobre la manera en que la delegación diplomática lleva las relaciones con el gobierno Trump y su política frente al régimen chavista.

«Aquí el Departamento de Estado, que era importantísimo, está destruido. No existe (…) Yo venía mucho a Estados Unidos porque era el que manejaba Derechos Humanos (…) La entrada era siempre al Departamento de Estado (…) Hoy en día eso se acabó. Es más, te voy a contar una anécdota (…) me senté con el embajador de Singapur, un país importantísimo para los gringos (…) Me dijo: ‘Mire, en la administración pasada’, o sea en la de Obama, ‘yo iba al Departamento de Estado una vez por semana. Aquí llevo ocho meses y no me importa ir, porque no cuenta’. Eso no quiere decir que Pompeo no tenga peso, pero el resto, nada. Esto está dividido por secretario, subsecretario… De ahí pa’ abajo parece una ONG».

En cuanto a Venezuela, cuestión clave para el gobierno de Iván Duque, tanto por el millón y medio de emigrantes que han llegado a Colombia como por el apoyo que Maduro brinda a los grupos terroristas, Santos explica los vaivenes de la política norteamericana.

«Había varias cabezas que manejaban lo de Venezuela de una manera distinta. Lo del Tiar (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca), el Departamento de Estado lo quería, la Casa Blanca no. No sé en qué momento cambió la política en la Casa Blanca. Pero todavía no se ponen de acuerdo», señala Santos. «Trump no se va a meter en Venezuela. Pero si este señor no se va (Nicolás Maduro, presidente de Venezuela), Colombia no tiene futuro, nos va a hacer la vida imposible».

El embajador, a quien Iván Duque llamó hoy a Bogotá para que dé explicaciones, al igual que a Claudia Blum, relata a la ministra que está «armando una agenda de visita de congresistas» norteamericanos para visitar la frontera entre Colombia y la nación de Nicolás Maduro con el fin de que «no se pierda en Washington la importancia de Venezuela. Que ellos entiendan que este mierdero va a desestabilizar a todo el continente, porque aquí no hay memoria, es que aquí, a los 10 minutos se aburren y se van a otro tema. Me toca a mí inventarme cosas para que ellos tengan en el top of mind Venezuela». Y agrega que ya ha llevado a medio centenar de parlamentarios, entre senadores y congresistas.

También manifiesta su preocupación porque «Europa no sabe que hay crisis en Venezuela: 120 millones de dólares de ayuda de los países más ricos del mundo, es una vergüenza». A lo que la ministra replica lo mismo: «Es una vergüenza».

Santos propone hablar con «los embajadores e invitar a parlamentarios de Europa para que vean el infierno de ese país y se despierten. Siria sí y esto no».

Una vez revelado el contenido de una reunión que tuvo lugar en el reservado de un hotel en Washington, cita que solo se programó 20 minutos antes, Santos recalcó ante unos medios de comunicación que se trataba de una charla privada y están investigando cómo pudieron grabarla.

Pese a las críticas que ha recibido de algunos sectores, afirmó: «No voy a dimitir».

COLIMAMEDIOS COLIMA MEDIOS MEDIOS COLIMA COLIMA NOTICIAS NOTICIAS COLIMA MEDIOS INFORMATIVOS DIGITALES DIARIOS COLIMA COLIMA DIARIOS NOTICIERO LINEA PERIODICO DIGITAL

Comentarios

comentarios