RENOVAR AL PRI

edificio-pri-610x389

Es180727

ESTACIÓN SUFRAGIO

Adalberto Carvajal

 

Con el presidente Rogelio Rueda y la secretaria general Lizet Rodríguez como dos de los tres diputados plurinominales que tendrá el PRI en el Congreso local –si los tribunales electorales confirman la asignación hecha por el IEE e impugnada por Morena–, el Partido Revolucionario Institucional tendrá que elegir nuevos dirigentes.

Renovar el comité directivo estatal cuando sus cabezas obtienen algún cargo de representación popular es una costumbre en el PRI de Colima, aunque en teoría podrían seguir al frente. Pero ahora urge darle un nuevo rostro al Partido, dado el desánimo en el que cayó la militancia después de la debacle del 1 de julio.

Para encabezar al tricolor suenan varios nombres. El que ha sido mencionado desde hace meses es el del diputado federal Enrique Rojas Orozco, actual secretario general de la CNOP y quien fungió como delegado del CDE en Manzanillo para las pasadas elecciones.

Se asume que existe un compromiso con Kike desde que éste aceptó no buscar una candidatura para el proceso que acaba de terminar. Y se llegó a decir que la dirigencia del Sector Popular fue una manera de probar su capacidad de liderazgo. Por lo demás, Rojas fue presidente del comité directivo municipal en Villa de Álvarez y alcalde de esa ciudad.

Hace tres años Kike derrotó a Indira Vizcaíno (entonces candidata del PRD) en la elección de diputado federal por el primer distrito, por si algo tuviera que ver el hecho de que la ganadora de los recientes comicios por la diputación federal en el segundo distrito será la coordinadora general de los programas sociales del gobierno de López Obrador en Colima.

VOLVER POR SUS FUEROS:

Entre los priistas se ha empezado a hablar del interés que tendría el ex gobernador Fernando Moreno Peña por encabezar a su partido.

Durante su mandato (1997-2003), FMP ejerció a plenitud como jefe nato del PRI. Y se cree que esa vocación partidista es lo que necesita el tricolor para suplir las omisiones del actual mandatario Ignacio Peralta, empeñado en mantener una sana distancia con el instituto político que lo llevó al cargo.

Aunque perdió la elección para el Senado, Fernando dijo en un mensaje videograbado que los votos que recibió la fórmula no fueron pocos y, eso sí, suficientes para hacer llegar a Gabriela Benavides a la Cámara Alta como senadora por la primera minoría.

Durante la campaña, Moreno Peña se esforzó en mostrarse como el priista con la candidatura de mayor rango en la oferta electoral de 2018, y fincar con base en esa postulación y en su trayectoria política (antes de ser gobernador fue rector de la Universidad de Colima y el diputado federal más joven que ha tenido Colima) un liderazgo en el PRI.

La presidencia del PRI estatal le permitiría a FMP decidir en la asignación de las candidaturas de ese partido a los cargos de elección popular que se disputarán en 2021, y no solo tratar de influir en ellas.

UNA SALIDA DIGNA:

Otro ex gobernador que podría encabezar al PRI es Arnoldo Ochoa González. El actual secretario general de Gobierno salió del Partido. Cuando volvió a Colima, después de años de estar ausente de la política estatal, lo hizo como delegado del Comité Ejecutivo Nacional.

Como profesional de la política, AOG ha sido varias veces delegado del PRI en los estados, con atribuciones generales o especiales en procesos electorales.

Forma parte de la nomenclatura priista, pertenece a la misma corriente que Beatriz Paredes. Fue dirigente de la CNOP en Colima y secretario de Organización en el PRI del entonces Distrito Federal.

Mandarlo al PRI le permitiría al gobernador Peralta continuar con los cambios en su gabinete, y buscar a un secretario general de Gobierno con un perfil distinto al de Arnoldo.

El titular de esa Secretaría es responsable por definición de las relaciones del Ejecutivo con los grupos y partidos políticos. Una relación que tendrá que ser redefinida en función de un Congreso donde la oposición tendrá mayoría.

Nada más del bloque lopezobradorista (Morena, PT y PES) habrá 16 legisladores, si es que no consiguen un segundo plurinominal, a los que podrían sumarse el diputado del PRD, Francisco Rodríguez, por mera coherencia ideológica. Con esa fuerza y la vigilancia política del equipo de AMLO, va a ser muy difícil comprar la voluntad de los congresistas.

JUVENTUD Y EXPERIENCIA:

Entre la base priista cobra fuerza la idea de impulsar el arribo de Mely Romero Celis a la presidencia del PRI estatal.

La senadora con licencia y ex subsecretaria de Desarrollo Rural en la Sagarpa, perdió la elección para diputada federal por el primer distrito pero es, con sobra, la priista que proporcional y numéricamente más votos recabó.

Mely tiene la juventud, la energía y la capacidad de reorganizar al PRI. Se ha hecho experta en aglutinar esfuerzos para lograr un propósito, luego de impulsar proyectos productivos y políticos en una organización nacional de mujeres campesinas adherida a la CNC y en la Secretaría de Agricultura.

Mientras para otros cuadros presidir el CDE supondría un cargo más que nada honorífico, para una mujer con futuro político como Mely representaría una plataforma.

La reciente derrota del PRI no sólo dejó al otrora Partido de Estado sin votantes, también diezmó sus estructuras. El PRI se quedó sin gallos y sin gallinas. Los pocos que le quedan tendrán que refugiarse en el tricolor, a falta de espacios en la administración federal y estatal, donde abundan los funcionarios sin vínculos con el PRI.

De los tres diputados de la bancada, si es que conservan la tercera, María Guadalupe Berver Corona es la cara más fresca. En ese sentido, veremos a los regidores priistas ocupar un nicho ecológico que se quedó vacío y actuar como si fueran diputados.

Por cierto, no es muy alentador para los priistas pensar que, del gabinete de Ignacio Peralta, los únicos funcionarios que jugaron y obtuvieron un cargo en el proceso electoral 2018 fueron la ex secretaria de Desarrollo Social, Indira Vizcaíno, y el ex presidente del Consejo Estatal de Participación Social para la Planeación, Rafael Briceño, quien –como candidato de Morena que fue– será regidor de oposición en el Ayuntamiento de Colima.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com.

Esta columna también se puede leer en: www.carvajalberber.com y sus redes sociales.   

COLIMAMEDIOS COLIMA MEDIOS MEDIOS COLIMA COLIMA NOTICIAS NOTICIAS COLIMA MEDIOS INFORMATIVOS DIGITALES DIARIOS COLIMA COLIMA DIARIOS NOTICIERO LINEA PERIODICO DIGITAL

Comentarios

comentarios